Destacamos

Entre valles de montañas y en medio de un bosque húmedo tropical y templado, se arropa una de las maravillas naturales más impresionante del Estado Portuguesa.

Últimos artículos


Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Lo más leído


Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_mostread/helper.php on line 79

Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_mostread/helper.php on line 79

Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_mostread/helper.php on line 79

Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_mostread/helper.php on line 79

Warning: Creating default object from empty value in /home/agendat/public_html/portuguesa/modules/mod_mostread/helper.php on line 79
PDF Imprimir E-mail
AddThis Social Bookmark Button

 

 

San Rafael de Onoto

puras aguas!

 

 

 

 

Texto, Aleyda Anzola
Fotografías, Wilfredo bolívar 

 

 

Cuando entramos por Cojedes a Portuguesa, San Rafael de Onoto da la bienvenida al estado.

Capital del municipio del mismo nombre, el pueblo del Onoto fue fundado el 9 de mayo de 1726. De tradición agrícola, su necesidad de progreso y proyección le está impulsando vertiginosamente hacia su consolidación como polo de atracción turística en la entidad, al punto de convocar inversionistas de la talla de El Conde del Guácharo, quien está desarrollando importantes proyectos en la zona.

Enclavado en el Sistema de Riego Cojedes - Sarare, su geografía despliega aguas y deportes náuticos en el Embalse Las Majaguas, imán natural que, en cualquier época del año, atrae turistas de todo el país.


Las aguas reciben desde la entrada. Enfrente del busto del General José Antonio Páez, una sencilla plazoleta construida en homenaje al prócer llanero, precedida por una pequeña laguna artificial recién construida por el alcalde Edgar Miranda, pretende recrear el embalse Las Majaguas. Más adelante, la Plaza Bolívar, refugio social de los pobladores. Sentados bajo la sombra, la distracción de algunos parece ser la activa competencia que en la calle mantienen vehículos y bicicletas.

Las principales celebraciones en San Rafael de Onoto están ligadas al calendario católico: la Semana Santa con sus derivaciones paganas del Carnaval y la Quema de Judas; así como la conmemoración de los Santos Inocentes el 28 de Diciembre cuando “La Locaina El Hato”  llena de color y algarabía las calles del pueblo.

Pero para el visitante, la recreación tiene varias alternativas. Buen inicio es preguntar en la Plaza por Leonardo Hernández, un señor muy simpático y conversador quien con mucho placer les llevará hasta el Centro Recreacional-Turístico que lleva su nombre, en reconocimiento a sus más de treinta años de atenciones para quienes llama “mis turistas”. También se puede solicitar a Amable Oropeza, el cronista “oficioso” del municipio, quien vive cerquita de la Alcaldía y se conoce todo lo que desee o deba saber del lugar. Un excelente guía turístico, al tiempo que va contando la historia de su pueblo.

Si la preferencia del viajero es hacer su recorrido sin compañía, nuestra recomendación es solicitar orientación en la Alcaldía del Municipio, frente a la Plaza Bolívar, donde esta gente servidora orientará lo más conveniente de acuerdo a la fecha y la época del año.

 

 

Cómo se llega

Son tan solo 118 kms de distancia desde Guanare, capital del estado y 329 Kms. desde Caracas, capital del país. Su principal vía de comunicación la constituye la carretera Troncal 5, enlace con la región central y occidental del país. 

cuándo ir

Tomando las debidas precauciones, la visita al lugar en invierno garantiza la frescura del clima, así como apropiados niveles de agua en El Embalse Las Majaguas para la navegación y pesca. No obstante, las preferencias de viaje se inclinan a la época de verano.

alojamiento

La infraestructura turística se encuentra en la capital del Municipio. Una buena opción es acampar en lugares dispuestos para ello en el centro turístico “Leonardo Hernández”

 

Gastronomía

La comida tradicional del sanrafaeleño es el pabellón criollo, pero en algunos restaurantes de las afueras de la ciudad existen otras alternativas de muy buena sazón, para variados gustos. Carne asada en varas, cruzado (sopa de res y pollo o gallina) o el picadillo (sopa a base de carne asada, yuca y topocho picados en cuadritos), son las mejores opciones. 

 



Iglesia “Inmaculada Concepción”. Lugar para la reflexión y la oración, está ubicada frente a la Plaza Bolívar, compartiendo el mismo espacio con la vieja y abandonada iglesia del pueblo.

Enfrente, un acogedor boulevard con fuente ornamentada que invita a conversar y compartir por las noches, después de un asoleado día en el embalse.

Fiestas patronales
24 de Octubre, en honor a San Rafael. El pueblo festeja su santo con Ceremonias Religiosas y Actos Solemnes, pero nunca deja de lado los toros coleados, las actividades culturales, deportivas y mucho menos los bailes.

 


Sin alejarse mucho, a tan solo 14 kms. de la carretera Troncal 5, en la misma carretera que conduce a San Rafael de Onoto, la cascada “Las Tucuraguas” estalla ante sus ojos.

Esta caída de agua se localiza  en el caserio Paso Cojedes: en la vía hacia San Rafael de Onoto,  después del peaje Los Hijitos (yendo de Acarigua); o antes del peaje (viniendo de Onoto). El acceso está apostado enfrente de unas paradas hechas en piedra, en la entrada hacia la Finca “El Cimarrón” a orilla de carretera.

A partir de allí, se pueden seguir las orientaciones de las señales de madera colocadas  como guías de camino. Después de atravesar las quebradas El Norte, Tucuragua y Santa Ana se alcanza la Hacienda El Paraíso, y luego la exuberante caída de aguas cristalinas, que de inmediato le lavará las cargas de la ciudad y relajará su espíritu.

Aunque está en una propiedad privada y no se requiere de permisos para visitarla, es recomendable solicitar la compañía de algún vaquiano.

El camino a pie es atractivo y todo sombras.

 

 
PUBLICIDAD
Desarrollo Web INTERVEN, C.A.